Empresas, individuos, organismos, en mayor o menor medida, todos dependemos de la web para determinar nuestra presencia en términos de globalidad, negocios o información. Pero las herramientas actuales de la red, distan mucho de las que hasta hace unos pocos años constituy­an toda una novedad. Es que Internet es un organismo vivo, dinámico, evolutivo, que dí­a a dí­a muta, se transforma, se recicla, para ofrecer más y mejores funciones a los millones de usuarios que habitamos esta virtualidad.

De allá­ que resulte imprescindible saber “ o al menos tratar de predecir “ hacia donde va la red. ¿Cuál es el futuro de Internet como herramienta masiva? ¿Que requisitos serán imprescindibles para mantenerse o imponerse en los negocios online?. Algunas de las tendencias claramente marcadas de Internet hacia el futuro son:

Calidad en los contenidos: ya hemos hablado en este blog sobre este punto y como influyen los contenidos en el posicionamiento de la información. Existe tanta competencia que sólo quienes logren aportar novedades reales, originalidad y primicias, subsistirá en esta jungla virtual.

Localización: la posibilidad de ofrecer contenidos personalizados en función de la ubicación de cada usuario, será también una de las caracterí­sticas fundamentales de la red en los próximos años. Esta tendencia viene impulsada por la masividad de los dispositivos de geoposicionamiento satelital (GPS), móviles, etc.

Internet TV: esta es la más novedosa de las tendencias que aparecen en el horizonte. Es probable que dentro de algún tiempo, la red se convierta también en distribuidora de contenidos multimediales de televisión, para lo cual será necesario modificar legislación y paradigmas actuales de distribución de señales televisivas.


Redes Sociales
: sin dudas, el desarrollo estrella de los últimos años con Twitter y Facebook a la cabeza. Pero existen además muchas otras redes que tendrán a su cargo la difusión de gran parte de los contenidos que circulen por la web y aplicaciones especí­ficas.

Tiempo real: la premura que requiere la información, la precisión y anticipación necesaria en la toma de decisiones, hacen que se encuentren mejor posicionados aquellos portales que ofrezcan servicios en tiempo real, algo que hoy es un valor agregado, en algunos años (o antes) será imprescindible.

Impredecible, voluble y volátil, Internet tiene por delante muchos caminos posibles y el desafío consiste en adaptarse tanto como sea posible a los cambios que vendrán